Odisea: Lady Ahome
Situación actual
Luego de los acontecimientos de la Gran Guerra Cósmica, Ahome Hohenzollern fue corrompida por los poderes de Christine Daaé mientras buscaban al responsable de la muerte del consejo de mutante de Europa, siendo la directora de Odisea la última integrante con vida. Ahome adquirió nuevas mutaciones y acabó con su compañera, además de derrotar a numerosos héroes que fueron al rescate. La anteriormente tímida muchacha se hizo con el poder de una nueva organización: La Divina Conspiración. Ahora, sus seguidores corruptos por la idea de que son superiores en todo sentido, intentan dominar el mundo y acabar con todo lo que sea un estorbo, incluso a los que son o fueron de su misma familia. Sin embargo, las potencias de Odisea y sus aliados intentarán combatir con esta organización racista y totalitaria junto con la desesperación por traer la paz completa a la Tierra de una vez por todas. Sea cual fuere el bando que elijas, debes saber una sola cosa: se acerca la gran batalla final por el dominio entre el absoluto mal y la eterna rectitud.
Novedades
29/07
¡Cambio en el aspecto del foro! Estaremos atentos a todos los comentarios del nuevo CSS

29/07
Queda una semana para finalizar la pretemporada y para dar inicio a las arenas.

29/07
Hay un cambio en el castillo de Kodisea y se crea la nueva instancia del Asedio a Kodisea.
Administración
Premios (2014)
Kimberly Freeman
Mejor héroe
Estelaris
Mejor Villano
Los salvajes
Mejor grupo
Afiliados

Élite 2/40
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best Imagenes aportadas por Regina de The High School of Superheroes así como de deviantart, imgur y diversos autores del propio foro y de foros hermanos.

El diario de Christine

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El diario de Christine

Mensaje por Christine Daaé el Jue Jul 30, 2015 7:22 pm

EL DIARIO DE CHRISTINE
"Los secretos más perversos de los líderes mutantes yacen en un simple baño"
Flashback, un año antes de la muerte de Christine Daaé. Privado con Amelia Daaé.

Christine se encuentra un poco más nerviosa de lo habitual, sus dedos tiemblan al son de una melodía que ella misma tararea. Tiene poco tiempo para pensar, su mundo se cae en un abismo. Su hijo está en crisis, sus alumnos están en crisis, es normal que ella también entre en esa desesperación. El destino les depara cosas extrañas.
Se levanta decidida de ocultar algo. Un algo que podría tirar al vacío el trabajo de muchas personas muy importantes. Tan importantes que, actualmente, dominan la mitad del mundo, guiando a las personas por un camino que nadie se atrevió a escoger. Por un lugar lleno de lobos y de aves carroñeras.
Se trata de su diario, una reliquia tan preciada para ella y sus enemigos. En él están escritas todas las estrategias de Christine, sus aventuras y los secretos. Secretos que no son únicamente de ella, si no de sus compañeros mutantes, específicamente del consejo mutante europeo. Los veinte integrantes tienen veinte secretos, cada uno podría, al salir a la luz, acabar con la paciencia de los humanos de la soberanía mutante. Traiciones, complots, robos y transferencias, todos los movimientos de los líderes de la mitad de Europa.
Ella misma guarda secretos, la muerte de su único amor, la desaparición de los alumnos mutantes hace más de un mes, los planos de la arquitectura de Odisea... inclusive ella planeó cómo podría morir por su enfermedad psicológica atribuida al caos que la consume.
Toma el diario con desprecio, piensa en quemarlo y destruirlo, pero es demasiado trabajo para su cabeza, la culpa ya la invade por todo lo escrito y ocultado.
Un solo lugar. Un solo lugar donde nadie iría a buscar este diario: los baños. Los baños son un lugar seguro, muchísimo más seguro que las mazmorras. Nadie iría a buscar algo tan preciado al baño. Contaba con la astucia de sus oponentes para buscar el diario, sin embargo, en el baño había multitud de formas que solo a ella se le ocurrirían para ocultar el objeto valioso.
Christine comienza a gritar imperativamente—¡Ven rápido, abuela! ¡Abuela! ¡Abuela!—. Su abuela sería la artífice y la única testigo de dónde estaría el diario, además que le otorgaría una copia falsa con datos falsos e irrelevantes para despistar. El diario falso estaría en una zona reconocible y fácil de hallar, casi como la propia Christine. Sus adversarios sabían muy bien en que lugar estaba su despacho y el refugio, solo que no se atreven a acercarse ni siquiera un poco. Nadie se atrevería a acercarse a una mujer con esos desordenes mentales y esos poderes caóticos. Por lo menos no estando entorno a cientos de jóvenes mutantes y héroes.
avatar
Premium
Mensajes :
36
Puntos :
1888
Fecha de inscripción :
17/04/2015

Christine Daaé
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El diario de Christine

Mensaje por Amelia Daaé el Vie Ago 28, 2015 4:05 pm

Desdichada tarde en la que decidió tomarse un baño en el colegio. El agua estaba fría y el invierno agraviaba la situación. El problema era un avería en las tuberías que impedía el transporte de agua caliente. Había pasado más de una vez, pero los técnicos no dudaron en arreglar los complejos tubos en las mazmorras. Intentó solucionarlo, sí, pero el llamado de su nieta la alarmó aún más.
Christine nunca llamaba a nadie, era tan silenciosa como misteriosa. Quizás le afectó mucho el encuentro con el Infinito Saeltiras que le advirtió lo que sucedería con su cuerpo al cabo de unos años si seguía corrompiéndose su mente así misma.
El dolor también lo sentía Amelia, pero en menor proporción, ya que sabía que ella buscaría una solución a eso como fuese. No dejaría a su hijo solo ni a su colegio abandonado.
Amelia cruzó la puerta y vio que su nieta tenía el diario tan secreto en sus manos. Se quedó inmóvil. Ese diario solo lo vieron unas pocas personas que ahora están muertas.
El contenido la perturbaba. ―¿Requiere algo de mí, Christine? Deberías, antes de llamarme a mi, llamar un técnico para que solucione el problema del agua. Los alumnos no tardarán en quejarse del frío y tú serás la responsable. Si no fuese por que no puedo morir por hipotermia...― dijo Amelia, intentando evadir el hecho del diario.
Se acercó al sofá del despacho. Era tan duro como la piedra y estaba húmedo. Había papeles y cuentas que pagar, un par de billetes que no eran ni suficientes para pagar los daños de las tuberías. Amelia se preguntó cómo su nieta se las arreglaba. ¿Tanto se esfuerza? ¿Por qué no quiere la ayuda de nadie? O lo peor... ¿Qué esconde?.
avatar
Miembro
Mensajes :
12
Puntos :
1850
Fecha de inscripción :
17/04/2015
Localización :
Desconocido

Amelia Daaé
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El diario de Christine

Mensaje por Christine Daaé el Miér Sep 30, 2015 6:12 pm

Christine se reía de cómo su abuela la evadía. Sabía perfectamente que el diario significaba algo importante. Y lo era, por supuesto.―¡Abuela! Esas tuberías son del siglo XIX. No es mi culpa que se rompan tan fácilmente. De todas formas no creo que les haga falta bañarse ¡Mira a Annabeth y a Richard! La última vez que se bañaron fue hace una semana y fue uno de esos baños polacos. Le pediré a ese muchacho que arregle el baño, un poco de mugre no le afectará.― Luego de dicho esto, susurra.―Dicen que es inmune a la mugre, dice que se alimenta de ella y le da poderes.― Se ríe.
Retoma la seriedad que la caracteriza. Toma el diario y lo abre en una página cualquiera.―¿Te preguntaste alguna vez que hay escrito aquí? Confío en que no se lo contarás a nadie, eres mi abuela después de todo, me críe contigo. Pero tendrás más tiempo para descubrir sus conocimientos, ahora necesito que busques un lugar, ya sea en la Tierra como en el cielo, donde puedas esconderlo bien. Temo que otras personas vengan por él y que me lo arrebaten.
La miró fijamente al terminar de pedirle el favor, sabía que no se iría sin un poco de recompensa. Cerró el libro y se lo puso en el escritorio. Se sentó en la aplastada silla de empresario que hizo un ruido bastante incomodo.  Puso sus pies encima del escritorio de la misma forma, tratando de hacerse la mujer importante, pero casi se cae por las rueditas de la silla y tuvo que volver a su posición natural.
Hace unos años, cuando se fundó el CMI, algunos miembros habían sido reclutados por decisiones desesperadas y precoces. Algunos eran mutantes que habían sido estafadores y otros grandes empresarios corruptos. Era obvio que se aprovecharían del más alto cargo en el consejo para sus propios fines. En el segundo sufragio se cometió fraude, lo vi en las mentes de los representantes de Australia y Brasil.
Era de esperarse. No sé cómo pude permitirlo. Se movieron fondos a cuentas desconocidas, algunos bancos cerraron de golpe y hubo una fuerte depresión en Estonia y Lituania, una crisis que podía extenderse a Rusia. Invertí parte de los fondos de las arcas Daaé y del instituto para reparar los daños. En vano. La crisis no se frena una vez que comienza, se extiende a lo largo del tiempo y se pone una máscara para dar el sentimiento de seguridad económica que todos desean. Pero solo es eso, una máscara. Una máscara que muchos intentan quitar para dejar mal visto tanto al consejo como a los mutantes.

Christine giró la silla hacia la ventana, dándole la espalda a Amelia.―También están los planos de Odisea, unos archivos que describen la estructura y composición del arma creada por F.I.N.A.L y la ubicación exacta de los cristales del caos. Inclusive describe como destruir a Prisma Mayor sin necesidad de ser yo.
Espero que con esta información se cambie el mundo en el futuro, pero debe estar en buenas manos. Espero que lo ocultes bien. Prometelo...
― Christine intentaba tranquilizarse. Cierra los ojos y se relaja un poco.

_________________
avatar
Premium
Mensajes :
36
Puntos :
1888
Fecha de inscripción :
17/04/2015

Christine Daaé
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El diario de Christine

Mensaje por Amelia Daaé el Dom Ago 21, 2016 4:57 pm

Amelia giró su rostro hacia el ventanal del despacho. Uno de los documentos más importantes de la institución, y posiblemente del mundo mutante, le estaba por ser entregado. Olvidándose ya del hecho de que las cañerías de los baños estaban destruyéndose, suspiró satisfecha por lo que su nieta le había contado sobre el diario, quizás sí sería un arma poderosa en manos equivocadas.―Espero que lo hayas pensado bien, ese diario va a estar más seguro en tus manos que en las mías. Aunque... si en verdad vas a entregármelo, tendrás que darme tiempo para pensar dónde ocultarlo. Incluso en las montañas más altas de la región, es posible que lo encuentren, sea quien sea que se esmera por encontrarlo.― Devolvió la mirada hacia Christine luego de haberle advertido, analizó, en su mente, con detenimiento los lugares cercanos a Odisea para ocultar el diario. Incluso las profundidades del Under Tera eran peligrosas para guardar tal reliquia, debería esforzarse más si quería cumplir con la orden de la muchacha.―Te ayudaré. Pero no se me ocurre ningún lugar seguro para enterrarlo. Debería alejarme kilometros y kilometros para hallar una región segura.― Amelia estaba convencida de que los que querían el diario eran las fuerzas de C.H.A.O.S, y por ello cualquier lugar era inseguro para ocultarles algo.―Espero que tengas una idea.― Le dijo a Christine después de pensar por varios segundos.
avatar
Miembro
Mensajes :
12
Puntos :
1850
Fecha de inscripción :
17/04/2015
Localización :
Desconocido

Amelia Daaé
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El diario de Christine

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.